Y tú, ¿qué comes antes de salir en bicicleta?

Salir a rodar está de moda. Podemos ver por nuestras carreteras grupos de ciclistas con bicicletas importantes, vestimentas de lo más, cascos supersónicos y un largo etcétera, pero ¿cómo se alimentan todos estos ciclistas?

Por desgracia, la nutrición deportiva va principalmente en un único sentido: el de obtener un producto que ha de ser fácil de comer, casi sin mirar sus cualidades o si la fuente principal de energía está basada en el azúcar. Por cierto, este ingrediente ahora está muy demonizado por las organizaciones gubernamentales que cuidan de nuestra salud. La FDA “Food and Drug Administration es la Agencia de Alimentos y Medicamentos» en Estados Unidos y la que dicta las leyes.

Se avecinan problemas para la industria alimentaria, ¿cómo va a sustituir esas calorías vacías que añade a sus productos a través del azúcar, que tiene un coste tan barato y que únicamente proporciona energía rápida, de muy poca duración y calidad? El azúcar como fuente de energía vendría a ser útil, por poner un ejemplo muy gráfico, para correr una carrera de 100 metros, pero no para afrontar varias horas yendo en bici. De ahí que sintamos la necesidad de tomar muchas barritas industriales, geles o isotónicos llenos de azúcares, porque no nos proporcionan una energía duradera. No son alimentos que nos nutran adecuadamente. Estamos siendo víctimas del marketing de la gran industria.

Compartimos este artículo donde podéis ver la nueva normativa en el etiquetado que será obligatoria a partir de julio del 2018: https://www.washingtonpost.com/news/to-your-health/wp/2016/05/20/heres-a-first-look-at-the-fdas-new-nutrition-label-and-10-reasons-why-its-different-from-the-old/?utm_term=.5ec7032cb586

Hemos podido observar que gusta salir a rodar con desayunos escasos, con desayunos no adecuados como pueden ser un bikini y un refresco de cola. Como consecuencia de esta alimentación poco saludable también hemos sido testigos de personas sufriendo y pasándolo francamente mal, con las pájaras que esto conlleva. Yo misma he sufrido todas estas consecuencias. No disponemos de la información adecuada y, sobre todo, clarificadora para entender que nuestro cuerpo tras tres horas o más en bicicleta tiene un desgaste importante y que debemos darle una “gasolina” de calidad  y no calorías vacías para poder funcionar.

Alimentarnos con nutrientes de verdad, alejados del azúcar y de las falsas promesas de algunos suplementos es importante. Principalmente porque este círculo de hacer deporte, no cuidar la alimentación, y nutrirnos con geles y barritas y alimentos súper procesados, a corta o larga distancia se traduce en lesiones y/o enfermedades. Aunque no veamos qué ocurre en el interior de nuestro cuerpo, el modo de alimentarnos acaba pasando factura. Debemos cuidar mucho más a nuestra salud que a nuestra bici ☺, al fin y al cabo, una bici por muy buena que sea, no funciona correctamente si la persona que va en ella no tiene su cuerpo en óptimas condiciones.

¿Por qué os contamos todo esto? Porque nos preocupa cuidar de la salud para poder hacer deporte en las mejores condiciones posibles, si puede ser sin lesionarnos, disfrutando sin sufrir el deterioro de nuestro cuerpo. El resultado debe ser rodar, disfrutar y ser felices haciendo lo que más nos gusta.

Cuida tu alimentación, disfruta alimentándote con nutrientes de verdad, frescos y llenos de energía duradera, di adiós a las pájaras, a sentirte débil y sentir molestias.

Recuerda estos tres puntos para tener éxito en tus retos: respetar los entrenos, tener una alimentación con nutrientes adecuados y dejar lejos el estrés. 

Las barritas que te recomendamos para salir en bici son las Salted&Crispy antes del inicio y las Sweet&Choc durante el rodaje.

Enjoy ☺