¿Cuántas veces vas al fisio?

Pasar por el fisio es un fijo, no hay muchas personas que no vayan habitualmente. Parece que lo normal es tener un fisio en nuestra vida, con el gasto que esto representa. Está muy bien ir al fisio siempre y cuando sea por hacer una puesta a punto en nuestro cuerpo pero no es tan normal ir al fisio si estamos demasiado a menudo lesionados y arrastramos las lesiones durante un período de tiempo muy largo.

Cuidarnos es o debería ser un objetivo, no «rompernos» como parece estar imponiéndose en nuestra sociedad deportiva. Parece que mientras más roto compitas y superes las pruebas, mucho más “macho” es uno.

Nosotros apostamos por no rompernos en el camino a nuestro reto y una de las claves es sin duda llevar una alimentación saludable.

Stroong vela por esa nutrición, para ayudarnos a no lesionarnos y evitar que el fisio se convierta en nuestro mejor amigo.

2015-01-04-12-42-20