Un reto de alta montaña con Heronymous: por picos de 2300 m, sin pájaras y sin geles

Un año más decidimos cerrar la temporada de asfalto con un reto de montaña, els Carros de Foc en dos jornadas. Bueno espera, quizás antes de hablar del reto debería explicaros quienes somos.

Somos los runcerclats, un grupo de running nacido en las entrañas del club de tenis Cercle Sabadellés aprovechando el maravilloso entorno de media montaña que nos ofrece Bellaterra. Somos una veintena entre los que hay que hacen medias y maratones, triatlones… en definitiva, pruebas en solitario.

Hace un par de años decidimos aparcar durante unos días los cronos, el control de ritmos y los pulsómetros para afrontar un reto colectivo que nos uniera como grupo. Nada mejor para ello que un reto de alta montaña en el que el único objetivo fuera tratar de finalizarlo el mayor número de nosotros.

En julio de 2012 hicimos la travesía dels Cavalls del Vent en dos jornadas. La travesía se desarrolla en unas altitudes de entre 900 metros a 2.510 m. El desnivel total positivo es de aproximadamente unos 5.200 metros y un recorrido total de unos 90 Km. Finalizamos 11 de los 13 que íbamos pero aprendimos muchas cosas a nivel humano y a nivel deportivo/logístico. En este último aspecto nos dimos cuenta que el plan de alimentación no era el adecuado. Confiábamos en reponer fuerzas en los refugios (separados entre sí por duros tramos de 4 horas aprox.) y ante posibles pájaras una batería de geles y barritas de todas las marcas, colores y modalidades.

Efectivamente hubieron pájaras que en algún caso fueron casos irrecuperables y abandonaron la prueba.

Las paradas en los refugios nos hicieron perder un tiempo muy valioso. Cada parada eran 30 minutos. Que si una cocacola, que si un bocadillo, que si un gel… y todo multiplicado por 13 personas. Una eternidad.

Aprendida la lección, este año nos planteamos els Carros de Foc en dos jornadas. Este reto era superior al del año anterior con una distancia de “solo” 75 kms pero siempre en altitudes próximas a los 2.500 metros (9.000 acumulados) y donde la organización aconseja hacerla en 5 o 7 dias. Deambular por picos de 2300 metros requería mejorar técnicamente pero concentrar 5 días en 2 implicaba mejorar nuestra condición física y ganar tiempo al tiempo.

Y aquí entran las famosas barritas saladas de Lourdes.

Cada uno de nosotros comenzó con un pack de 12 unidades que se autodosificaba a su criterio. Cada 3-4 horas y mientras seguíamos trotando, abríamos un bolsillo de la mochila y nos zampábamos una barrita. Las paradas en los refugios se limitaron a reponer agua en los camels. Finalizamos nuestro reto 10 de los 12 participantes (bajas por lesión) en 25 horas efectivas de actividad.

¿Pájaras? NI UNA. No hizo falta en ningún momento remontar a nadie. Todo un logro para unos deportistas competitivos como nosotros, donde nadie se quiere quedar atrás y tirar de chute está a la orden del día. Nadie tocó un gel.

Lourdes, gracias por incrementar tu producción familiar para esta prueba y aquí tienes mi testimonio como responsable dels runcerclats.

PD: Se habla de hacer la Ultra Trail del MontBlanc en 2015, podremos contar con ellas?

Daniel Bladia

 

Join the discussion One Comment