Misha Sekulova, nuestra stroonger en la Titan Desert 2018

Desde Stroong queremos compartir con todos vosotros las palabras de Misha respecto qué significa participar en la Titan Desert 2018. Recibimos este mail suyo hace días. Ahora está en plena competición, participando en la cuarta etapa  y nos hace mucha ilusión saber que su sueño se está cumpliendo. Por fin ha podido participar en la Titan Desert.

Desde Stroong queremos mandarle todo el ánimo del mundo.

VAMOS MISHA,  ÁNIMO!

¿Por qué la Titan Desert con Stroong?

“En el 2015, la Titan Desert se convirtió en mi reto. Solo faltó escuchar que me dijeran: “es una carrera muy dura para las chicas.” Y desde entonces no me la he quitado de la cabeza hasta conseguir mi participación este año. Intento hacer lo posible para que la preparación no se convierta en un trabajo. Para que siga siendo una diversión y un hobby. Porque si ya con las obligaciones de cada día tengo suficiente estrés y no quiero añadir más gratuitamente. Elegí hacer deporte para que sea un modo de desconexión. Aún así es inevitable. Hay días en los que me he sentido culpable al no haber podido entrenar lo debido. Pero intento ser positiva. Ha habido momentos en los que realmente me he venido abajo. Querer y no poder.

No voy a mentir porque en tantos meses que han pasado desde que me inscribí hasta ahora ha habido de todo. Pero siempre hay que levantar la cabeza y recordar el porqué haces esto y seguir. A día de hoy, llevo desde enero 5500 kms acumulados. No he podido salir muy a menudo pero cuando salía siempre han sido entrenamientos muy largos. Además, este reto me ha servido para aprender muchísimas cosas. Como por ejemplo mecánica de bicicleta, como entrenar y sobre todo como alimentarme. He conocido a mi cuerpo y sé lo que necesito exactamente para rendir.

La importancia de la nutrición

La alimentación es lo primero, si no puedes entrenar lo que te gustaría hay que procurar al menos tener una buena alimentación. Cuido mucho lo que como ya que soy delgada y es importante que a mi cuerpo no le falte de nada porque eso es lo que se refleja en los entrenamientos. Llevo varias semanas entrenando con stroong y he decir que no me ha costado nada adaptarme a las barritas. Son de fácil digestión y el sabor es como si me los hiciera yo misma en casa. La que más me ha sorprendido es la Maca&Boost porque jamás pensé que una barrita te pueda levantar ánimos y con esta es así. En los entrenamientos largos viene fenomenal.

Las barritas industriales duran poco en el estómago. Recuerdo tener que comerme hasta 3 o 4 al momento para sentirme llena y poder seguir entrenando y aún así a la hora tener la sensación de hambre otra vez. Para mi es igual a no tomar nada. Después del entrenamiento cuando ya estoy algo cansada del sabor dulce me gusta comer la Salted&Crispy que me recuperan enseguida y me hacen aguantar el hambre hasta llegar a casa. Recomiendo los productos al 100% sobre todo por su fácil digestión y variedad en sabores!!

Si tienes un sueño persíguelo por más imposible que parezca y nunca dejes de luchar y buscarlo.”